Transformación del espacio



Últimamente he pensado mucho en cómo se transforma el espacio a nuestro alrededor y cómo uno empieza con la imaginación y una idea, y después comienza a concretarse a veces de una forma más maravillosa que lo imaginado. Un amigo me explicó "el miedo a la página en blanco" cuando uno enfrenta un trabajo en papel, y lo sé porque lo he sentido muchas veces. Pero cuando uno se enfrenta un espacio eriazo, pelado, a veces pasa lo contrario, especialmente si te ha picado el "bicho" de la huerta. Peor aún si te ha mordido la "permacultura" (¡una amiga de mi mamá incluso le puso ese nombre a su perro!). Primero empiezas a imaginar una alfombra verde y después formas, plantas, flores, hierbas, insectos y al final ¡Vida! ¡Eso! Eso es lo que buscamos, devolverle a estos espacios un poco de vida, no vida de concreto pero vida con colores, olores, movimiento y mejor que todo ¡comida!

Ahora ando por la ciudad viendo espacios potenciales arriba y abajo para posibles huertas, macetas y plantas, y cada vez conozco más personas que han puesto los mismos lentes porque queremos ver nuestro entorno más ¡vivo!

Así que chiquillos ¡a plantar! porque ya llega la bendita ¡PRIMAVERA!









Vea también esto:
http://amosantiago.blogspot.com/2011/09/con-las-manos-en-la-tierra.html?spref=tw

Comentarios

Entradas populares