Agricultura apoyada por la comunidad

Por Stephanie Holiman
¿Qué es la Agricultura Apoyada por la Comunidad (CSA Community Supported Agriculture) ?

La agricultura apoyada por la comunidad es un modelo de cooperativa donde existe una relación de mutuo apoyo entre los consumidores y los agricultores. El agricultor provee la comida y el espacio, los consumidores apoyan con un compromiso constante de ayuda económica y de trabajos en la granja. Los miembros tienen la oportunidad de participar o ver todos los procesos de la producción de su comida.

Hay muchas variaciones y el nivel de participación tiene un rango desde pagar por una suscripción solamente, hasta participar en la organización del presupuesto, agenda de eventos y planificación, y trabajos de cultivo.

En general, las cooperativas requieren una cuota mensual o anual de cada miembro para apoyar los costos de arriendo, compra de semillas, materiales para producción e infraestructura, sueldo de los agricultores y otros gastos de la granja. A cambio los participantes reciben hortalizas y otros productos de la huerta semanalmente o mensualmente. Para eso se establecen lugares y fechas de entrega (o si es más conveniente en la granja misma).

Los miembros se juntan para reuniones de planificación y también para participar en actividades relacionadas a la huerta. En la planificación se decide entre todos qué decisiones se van a tomar en conjunto y qué decisiones serán tomadas por los agricultores. En muchos casos se crea un grupo de organizadores que participa en casi todos aspectos de la operación.

¿Para qué crear un CSA?

La mayoría de la gente no tiene conexión alguna con las hortalizas que comen y la tierra de donde vienen, compra en el supermercado o la feria y no sabe mucho de la procedencia ni la producción de su comida, si utilizaron pesticidas o de cuán lejos viajó. En un CSA la conexión es directa, sin intermediarios y con menos daño al medio ambiente por largos viajes.

También asegura que las hortalizas son lo más frescas posible, ya que se pueden cosechar el mismo día de la entrega. Por la manera de producir, utilizando fertilizantes orgánicos y muchas técnicas para mejorar la tierra, se pueden apreciar productos de mayor calidad y valor nutricional.

En un caso como el nuestro estamos apoyando la creación y el cuidado de un espacio verde compartido muy necesario en una ciudad contaminada. Al contrario de la agricultura masiva, es posible producir con mayor diversidad, usar prácticas más especializadas y quizás con mayor mano de obra en el cultivo. Así se nutre en vez de agotar la tierra. Dentro de este espacio se puede reutilizar y reciclar mucho desecho orgánico disminuyendo la contaminación de las napas subterráneas.

El CSA provee un lugar para aprender cosas nuevas, compartir ideas y experiencias con actividades como talleres, charlas, cenas y excursiones.

Comentarios

Entradas populares